CICLO: LUIS BUÑUEL

EL FANTASMA DE LA LIBERTAD

30 de abril/2008 – 12 p.m.
Sala de cine Luis Alberto Álvarez (10-217)
Universidad de Antioquia (Colombia)

Publicidad de la película

Ateo gracias a Dios

Tu libertad no es más que un fantasma que va por el mundo con un manto de niebla. L.B.

En su autobiografía Buñuel le dedica un bello capítulo a la casualidad, que es “el gran maestro de todas las cosas”. Desnuda su alma atea enseñando su confianza en el destino. Sin afán de conseguir explicaciones lógicas ni prácticas esta película desarrolla una extraña forma de decirnos cómo el azar lo guía todo. Por supuesto, un azar muy buñueliano.

Aprendió con los surrealistas que la única libertad posible era la de imaginar, idea recogida del Marqués de Sade, influencia intelectual de la pandilla. Por esto, no quedando contento con la independencia tomada en El discreto encanto de la burguesía (1972)¸ quiso hacer ahora sí una película completamente libre (también decía que sería su última película), que no estuviera encorsetada, ni maniatada a ningún concepto moral, cinematográfico, lógico, estético, narrativo. Practicaba constantemente ejercicios de imaginación: “Bueno, me acuesto con mi madre, ¿y qué?” La libertad la sostuvo desde la conciencia.

En la primera escena de El fantasma de la libertad un pelotón de fusilamiento napoleónico se dispone a fusilar a algunos patriotas rebeldes; de fondo se escuchan protestas: ¡Abajo la libertad! Querían la monarquía de nuevo. Qué le vamos a hacer, si así pasó. La libertad es un fantasma, afirmaba regularmente, porque es como si la viéramos, pero en realidad no existe.

Hay algo extraño conmueve en esta película; algo que nos atrae, un humor sutil que nos satisface. Escenas, personajes, imágenes que desde El perro andaluz nos las hace ver buñuelianas. Hombre al que le debemos agradecer, y que por puro azar le conocemos.

Por: Cineclub La Piragua

FICHA TÉCNICA

Título original: Le fantôme de la liberté
Director: Luis Buñuel
País: Francia
Año: 1974
Duración: 104’
Guión: Luis Buñuel & Jean-Claude Carrière

Anuncios

CICLO: LUIS BUÑUEL

NAZARÍN

20 de febrero/2008 – 12 p.m.
Sala de cine Luis Alberto Álvarez (10-217)
Universidad de Antioquia (Colombia)

Cristo ríe

En la escena que abre El perro andaluz (1929, primera película de Buñuel), el barbero corta un ojo con su cuchilla. Paralelamente, en la última escena de Ese oscuro objeto del deseo (1977, su última película) una mujer cose un encaje ensangrentado. Ambas imágenes nos enseñan que Buñuel siempre se ha acompañado del surrealismo.

Vemos en El discreto encanto de la burguesía, la historia onírica del sargento; en El ángel exterminador, unas ovejas aparecen como alimento en un encierro fuera de toda lógica. En Nazarín (1958) un Cristo ríe. Interpretaciones abundan: constantemente, reconocidos críticos incurren en las más inverosímiles, que sólo sirven para justificar su salario. De Buñuel, a Dios gracias, sabemos su opinión: “Estas imágenes me intrigan tanto como a ustedes”.

Francisco Rabal

Nazarín no es la mejor película de Buñuel, pero sí una de sus mejores adaptaciones. Nazario –personaje principal de la película– prefigura al Mesías, y vive en la más precaria situación entre los humildes, practicando el Evangelio a su modo, al margen de la Iglesia oficial, en una casa que le sirve por puerta una ventana. Es un drama religioso que conduce a la conciencia del hombre. No es la apologética de un santo, es la revelación del mundo a un sacerdote: de las fierezas humanas, de sus felicidades y sus diablos. “El solitario Nazarín ha dejado de estar solo: ha perdido a Dios, pero ha encontrado a los hombres”, comenta Octavio Paz.

Y es en el sentido humano, donde la película encuentra su significado profundo. La versión original de la historia, de Benito Pérez Galdós, cuenta la historia de un sacerdote rebelde que abandona la Iglesia y se redime en Dios. En la adaptación de Buñuel el cura abandona a Dios y se redime en el hombre. Una imagen lo dice todo: Nazario recibe la piña que le ofrece fraternalmente una vendedora. Acepta al mundo. Buñuel al surrealismo.

Por: Cineclub La Piragua

FICHA TÉCNICA

Título original: Nazarín
Director: Luis Buñuel
País: México
Año: 1958
Duración: 95’
Guión: Luis Buñuel y Julio Alejandro, sobre la novela homónima de Benito Pérez Galdós
Fotografía: Gabriel Figueroa
Música: redoble de tambores de Calanda (tocados por L.B.)